Páginas vistas en total

martes, 31 de mayo de 2016

ANGER AND HUNGER

Los ingleses, poéticamente, utilizaban esta expresión para identificar las dos causas que provocaron la revolución francesa: indignación y hambre. 

Los mismos ingredientes se están cociendo a fuego lento en la caldera social española. 

Muchos españoles dentro del recipiente, algunos fuera avivando el fuego y los menos aportando la leña necesaria para que ese fuego no se apague nunca.

Si observamos desde arriba esa marmita inmensa, vemos que no todos los hambrientos e indignados se cuecen por igual. Si nos fijamos con detalle, pareciese que algunos, los más enrojecidos, nadasen.

Es el espejismo autónomo. Una suerte de visión que, a los ojos de un no iniciado, puede parecer lo que no es. 

El colectivo más damnificado por la crisis, quemándose vivo en una mezcla de sudor y sangre, pero todavía con ganas de moverse. Nada extraño, es lo que les ha enseñado su larga experiencia: si no te mueves te mueres.

Al contrario que el resto de los ocupantes del caldero mutado ya en caldera, los autónomos creen que su piel es calorífuga y la mayoría padecen el síndrome de la rana hervida que tan bien fabuló Olivier Clerc hace muy pocos años.

Si echamos un autónomo en una olla con agua fría y, muy lentamente, vamos calentando ese agua hasta que hierva, el autónomo seguirá intentando nadar en ella hasta morir cocido. 

Esto es así porque un autónomo es lo suficientemente inteligente para no tirarse a una piscina de agua hirviendo y suficientemente ingenuo para pensar que si el agua de esa misma piscina está fresca nadie será capaz de hacerla hervir.

Y mientras tanto unos pocos enriqueciéndose con la leña y otros pensando que se libran de acabar cocidos porque son instrumentos necesarios para mantener vivas las llamas. ¡Ingenuos! no saben que algún día serán tan combustibles como el último de los troncos que hayan colocado bajo el caldero.

En la olla española de inmensa hambre y no menos cabreo ya no sirve comerse a los que flotan inermes, ahora hay que matar para alimentarse y esto empieza a resultar desagradable.

¡Tomemos la Bastilla! Aunque dentro no haya más que presos simbólicos.

¡Rompamos el caldero! Qué el agua hirviendo también apague fuegos.

La revolución tiene que ser 'Autónoma'. Son los únicos que pueden respirar bajo la ciénaga de hambrientos e indignados en que se ha convertido el sistema. Los únicos capaces de abrir grietas  para que ese cocedero putrefacto acabe estallando y salve a todos los que allí esperan atrapados una muerte ciudadana.

Metáfora. Sí. Pero más real que la realidad misma. Fuego, leña, caldero, sangre, hambre, indignación ¿qué es sino una revolución más que intentar lograr la mitad de la mitad de una utopía?   


Si lo conseguimos, y el líquido ardiente apaga las llamas, por favor, que alguien no muy escaldado se ocupe de los de la leña.

martes, 3 de mayo de 2016

EL 'JUEGO' DE EMPRENDER

Hace unos días un desconocido se acercó a mí y, en voz muy tenue, me dijo "Platón tenía razón, se aprende más de un individuo en una hora de juego que en un año de conversación. Ha sido un placer conocerte"

Habíamos acabado una sesión de "El 'Juego' de Emprender", el último proyecto en el que estoy metido desde hace unos meses.

Tras muchas charlas sobre emprendimiento (escuchadas e impartidas) se me ocurrió que tendría que existir una fórmula diferente, divertida y más participativa para divulgar lo que, de verdad, significa emprender en España.

Y me acordé de que había sido niño. Y me acordé de lo que me gustaba jugar. 

Desde esos recuerdos sólo era cuestión de tiempo que me encontrase con la oca y el parchís como juegos de mesa determinantes en mi infancia. Juegos que me enseñaron a ganar y a perder, que me enseñaron lo que significa 'hacer trampas' y lo que es la 'suerte'.

¿Por qué no? Por qué no iba a poder adaptar uno de esos juegos a mi tarea habitual de hacer que los demás no cometan los mismos errores que yo. 

Y ya estamos aquí. Jugando a una 'oca' muy especial. Una en donde se dice que "De Reto a Reto y tiro porque me arriesgo". Una en donde el azar nos va obligando a dar nuestra opinión sobre muchos temas que conforman el emprendimiento.

El 'Juego' de Emprender. Un camino. Una metáfora. Podríamos pasarnos horas y horas jugando y siempre aprenderíamos algo nuevo, porque emprender es, en esencia, estar empezando siempre, estar aprendiendo a cada paso.

El camino no ha sido fácil. Crear un juego de mesa basado en la tradicional 'oca' fue todo menos sencillo. Se trataba de no perder de vista el poder de lo simple sin que eso estuviese reñido con una esencia compleja como es la del emprendimiento.

Desde que escribí mi libro "No hay huevos. La locura de ser emprendedor en España" hace más de 4 años, desgraciadamente, las cosas en nuestro país no han cambiado mucho y, por eso, 'jugar' a emprender no es una opción. Estamos hablando de algo muy serio. 

Como dicen los anglosajones esto es un "Serious Game".

Y eso es lo que he creado: un juego muy serio pero muy divertido. Un juego donde todos enseñan y todos aprenden. Un juego donde emerge la esencia de cada participante en su competitividad, en sus dudas, en sus sentencias. 

Ahora tengo una herramienta más en mis manos, especialmente para aquellos que prefieren jugar a  leer sobre emprendimiento,  una herramienta que pongo a disposición de todos aquellos que quieran usarla para lo mismo que yo: divulgar el verdadero emprendimiento que puede llevarse a cabo hoy en España.

Si quieres que te enseñe como utilizar El 'Juego' de Emprender sólo tienes que llamarme.

www.eljuegodeemprender.com